Saltar al contenido

Diferencia entre Prosa y Verso

La prosa es un estilo de expresión libre en el que escribimos sin rodear a los lineamientos como la métrica, la rima o la cadencia. En la prosa, las frases no necesariamente tienen que rimar. Es un género complejo propio de la narración, el ensayo, el artículo académico o periodístico, entre otros.

El verso se apega al grupo de reglas de la métrica, por lo que su escritura debe respetar ciertos parámetros.

La diferencia entre prosa y verso tiene que ver, esencialmente, con el cumplimiento de ciertas normas que definen a cada una de estas formas de expresión.

Prosa

Es expresión natural del lenguaje, en el que no hay normas de rima, cadencia ni sonoridad. Se dice que es una expresión natural porque nos permite comunicar ideas de la misma forma como las pensamos, sin atender a reglas o estructuras más allá que las que dicten la gramática y la ortografía de cada idioma.

Por su facilidad ser escrita, narrada, leída e interpretada, la prosa es el género más común del lenguaje narrativo. Por eso se utiliza en textos académicos, informativos, de entretenimiento, ensayos, documentos legales, literatura (exceptuando la poesía tradicional), cuentos, entre otros.

Verso

Es una manera de expresión que se sujeta a un conjunto de reglas donde la sonoridad de las palabras y el ritmo de las frases son fundamentales. Es la estructura clásica de las composiciones poéticas.

En la escritura en verso el autor se sirve de determinadas estructuras rítmicas, como la medida, la rima o las pausas. En ese sentido, existen diferentes tipos de verso, dependiendo del tipo de composición poética que se realice.

Verso rimado

Cuando en la estructura narrativa hay una rima consonante (coincidencia de sonidos de vocales y consonantes en diferentes versos).

Ejemplo de verso rimado

El fulgor de los astros rutilantes
no trueco por los vividos cambiantes
del ópalo, la perla o los diamantes.

Julián de Casal, En el campo.

Verso suelto

Son versos que carecen de rima.

Ejemplo de verso suelto

Mientras las ondas de la luz al beso
Palpiten encendidas;
Mientras el sol las desgarradas nubes
De fuego y oro vista;

 
 

Gustavo Adolfo Bécquer, Diez siglos de poesía castellana

Verso blanco

Se da cuando los versos carecen de rima pero no de medida, ya que tienen una cantidad de sílabas constantes (11, 12, o 13 sílabas).

Ejemplo de verso blanco

Mas ninguno de todos llamar puedo.

Más bárbaro que yo, pues contra el arte.

Me atrevo a dar preceptos, y me dejo.

Llevar de la vulgar corriente, adonde.

Me llamen ignorante Italia y Francia.

Pero, ¿qué puedo hacer si tengo escritas, Con una que he acabado esta semana, Cuatrocientas y ochenta y tres comedias?

Lope de Vega, Arte nuevo de hacer comedias en este tiempo.

Los versos también se distinguen según la cantidad de sílabas que contengan. En ese sentido puede ser de arte menor o mayor.

Versos de arte menor

Cuando los versos tienen entre dos y ocho sílabas.

Ejemplo de verso de arte menor

La primavera ha venido

Nadie sabe cómo ha sido.

Antonio Machado, La primavera ha venido.

Versos de arte mayor

Son los versos que tienen nueve sílabas o más.

Ejemplo de verso de arte mayor

Juventud, divino tesoro,
ya te vas para no volver
Cuando quiero llorar, no lloro…
y a veces lloro sin querer…
Rubén Darío, Canción de otoño en primavera.

Verso libre

Es aquel que es independiente de las reglas de la métrica, aunque se basa a otras formas, más leves y discretas, de sonoridad.

Ejemplo de verso libre

El universo tiene sus bordes dentados
y es todo él de un color nuevo rarísimo
de un ignorado nombre filatélico
El universo
quiso besar a Dios
y al cruzarse un vuelo de ángeles
se quedó pegado en la mejilla
del más lento
el de las alas en cresta de fuego.
Gerardo Diego, El sello.

Rate this post